Prensa Julio 2012

Revista MásDeco, La Tercera. Julio 2012

NUEVAS CARTAS: Restaurant Estró, Ritz Carlton. Sección Buscador, Revista MásDeco

Publicado el 17/07/2012

Revista City, Emprendimiento y Negocios. Julio 2012

El boom de la artesanía Chilena

Diseños exclusivos hechos a mano, excelentes terminaciones y un centro de operaciones en la capital que apela a lo online para seguir creciendo son elementos que diferencian a GRD en el mercado tradicional de productos de greda.

“Rescatar” la greda de Pomaire fue el desafío que asumieron en 2007 las arquitectas Patricia Squella (35 años), Andrea Boudeguer (34 años) y la diseñadora industrial Daniela Boudeguer (28 años), socias de GRD, marca que lidera el mercado de los utensilios de greda innovadores y de fácil compra a través de internet.

“Quisimos dar un giro al uso de este material, muchas veces percibido como de baja calidad, con uso ocasional, y transformarlo en un objeto de diseño”, explica Patricia respecto de este emprendimiento que fortalece la dimensión artesanal de este clásico material presente en la cocina chilena.

Partieron como una tienda de Greda Contemporánea (concepto que patentaron) enfocada principalmente en regalos de matrimonio. “Hoy –comenta- somos una marca reconocida dentro del rubro. Ofrecemos también regalos corporativos y líneas de productos a empresas, hoteles y restaurantes”.

La venta online a través de www.grd.cl es clave en el negocio que ya cuenta con más de 80 productos. El carro de compras es una herramienta que ha ampliado el impacto de la marca y ha propiciado el interés de los consumidores por cotizar.

“Combinamos los productos en Packs GRD y Cajas de Matrimonio. La primera idea surgió para maximizar el espacio en la cocina, con fuentes sin asas y pocillos en su interior por ejemplo. La segunda, en tanto, como una respuesta a quienes nos pedían varios packs. Prácticamente no vendemos productos sueltos”, cuenta la socia, enfatizando que “Nos han copiado mucho y eso lo hemos visto como una enorme oportunidad de cambiar, crecer y mejorar lo que hacemos”.

La marca muestra su liderazgo en mercados de diseño, mercados gourmet y, principalmente, en el mercado de los regalos de matrimonio y corporativos en Santiago y a partir del segundo semestre en todo Chile vía despacho. En esta carrera por ser una de las más reconocidas, las redes sociales han sido buenas aliadas en el marketing de productos y promociones. A esta vitrina se suma una campaña donde se invita a chefs a cocinar usando sus productos, y se publican las recetas en Internet, dando ideas novedosas sobre cómo usar la greda.

Además GRD ha sido invitada por PROCHILE para exponer en eventos como el Crea Diseña Pomaire 2011 y ha participado en el proyecto Pure Chile de Nueva York, donde fue seleccionada en 2009 como la única proveedora de piezas de artesanía en greda entre otras oportunidades de visibilidad.

Observar y emprender

“Partimos como turistas en Pomaire y vimos un potencial negocio: las cosas eran muy lindas, útiles y formaban parte de nuestro inconsciente, entonces ¿por qué no incorporarle diseño, creatividad, una presentación adecuada y acercarla a la gente con una tienda en Santiago? Y lo hicimos, dándole así una segunda vida a los clásicos productos de greda.”, agrega Daniela Boudeguer.

A los clientes les gustó el proyecto. Tanto que las ventas fueron explosivas, en palabras de las socias. Un fenómeno positivo, considerando que partieron con un capital de $1 millón, destinado por completo a productos. Dos de las socias tenían una oficina de arquitectura para las ventas iniciales, pero el éxito trajo consigo la necesidad de invertir el doble de dinero en un año y transformarla en una tienda, pagar sueldos y diversificar los productos. Si bien nunca han descartado recurrir a financiamiento externo, aseguran que la tendencia ha sido cubrir los gastos con recursos propios.

“La inversión inicial se recuperó en un año debido a que el volumen de producción fue concordante con la venta. De todos modos siempre se ha vuelto a reinvertir”, afirma Patricia. La meta actua con miras a 2013 consiste en “hacer crecer el negocio online en un 25% con respecto al año anterior y en un futuro trasladar casi toda la venta a ese canal. Creemos que hay mucho potencial ahí, los clientes confían. Queremos incentivar un cambio de conducta en los consumidores basada en la seguridad del sistema”, destaca.

Confianza

Todos los productos de esta marca están hechos a mano por artesanos. Actualmente la firma trabaja con 9 familias de artesanos y un equipo a cargo de tienda, despacho y administración.

Se respetan los tiempos de producción y las habilidades de quienes crean las piezas, acordes al estilo apilable y contemporáneo que diferencia a GRD. El embalaje blanco y la presentación con instrucciones de cuidado aporta al diseño y la cadena de venta incorpora asesoría personalizada para quienes lo requieran, a cargo de las propias dueñas.

La primera y mayor dificultad del negocio fue romper mitos respecto de un material poco valorado, pese a su riqueza y flexibilidad. Trabajar con productos artesanales implica aceptar que el nivel de producción es incierto, dado que depende de factores externos como la mano de obra de cada artesano, el clima, la localidad de la greda y la capacidad de producción.

“Cómo fortaleza –releva- está nuestro interés por que nuestra greda certificada libre de plomo que usamos sea un producto de deseo, valorado y usado en distintas preparaciones y no sólo para cocinar porotos o pastel de choclo. La greda es versátil y estéticmente muy bonita, y creemos que el cliente lo ha entendido así, apostando por ella para hacer regalos y lucirla en casa”.

La greda tiene un uso sofisticado según la diseñadora, pues “es versátil, transversal y puede ser usada para todo tipo de alimentos y presentaciones, todo depende de la manera con que se combine. Recibimos pedidos de hoteles como The Ritz-Carlton y Grand Hyatt Santiago, de empresas como Entel, del Gobierno y Pymes. Su preferencia avala el enorme potencial del material”, concluye.

 

Publicado el 10/07/2012